Los extraños nunca dicen adiós

2001

Pablo-Krantz-Los-extranos-nunca-dicen-adios-2001

Descarga este disco

Letras:

1. Estrella fugaz

Estrella
Sola en el cielo tormentoso
Prisionera de tus caprichos
Sola con tu solo corazón
Estrella
Oh tú que pierdes a los barcos
Tú que enloqueces a las brújulas
Y a los hombres quitas la razón
Estrella
Tu alma es un agujero negro
Tu corazón está sediento
Pero nada lo puede calmar
Estrella
Vives creciendo hacia adentro
Vives creando laberintos
De los que no puedes escapar
Estrella
Dime la verdad
Estrella
Si eres mi lugar
Estrella fugaz
Que te crees inmortal
Mientras te vas disolviendo
Estrella del arrepentimiento
Y de la desazón
Abandonad toda esperanza
Los que entréis a su corazón
Estrella
Quiero salir de esta estrella

2. El Abominable Hombre de Cristal

Ya he vuelto a ser aquel extraño
He vuelto a creer en tus promesas
Ya he vuelto a andar la madrugada
Y a juntar botellas en las mesas
Ya he vuelto a ser aquel extraño
A espiar en tu ventana
He vuelto a basar mis esperanzas
En excursiones a tu cama
Ya he vuelto a ser aquel
Que juré nunca volver a ser
Siempre me pierdo otra vez
Ya he vuelto a ser aquel extraño
A beber como un demente
A caminar como un bandido
Y a llorar como un adolescente
Ya he vuelto a ser aquel extraño
A convertirme en un recuerdo
Ya has vuelto a ser aquel fantasma
Y a visitar todos mis sueños
Ya he vuelto a ser aquel
Que juré nunca volver a ser
Siempre me pierdo otra vez
Y ya no puedo seguir así
Ya he vuelto a ser aquel extraño
Gran partidario del pasado
Gran presidiario del presente
Y con un futuro algo cargado
Ya he vuelto a ser aquel perdido
He vuelto a ser aquel absurdo
Aquel pobre niño solitario
El prisionero de tu mundo
Ya he vuelto a ser aquel
Abominable Hombre de Cristal
Ya he vuelto a romperme en mil pedazos
Y a extraviarme en tu desván
Voy a despertar a todo el mundo
En dos mil quinientas millas
Porque sus más dulces sueños
Son mis peores pesadillas

3. Los extraños nunca dicen adiós

Me levantaré en la mañana
Y recogeré mis cosas
Sin decir nada
Sin decir nada
Sin pensar en nada
En silencio, iré hasta la puerta
Te veré dormida por última vez
O tal vez estés despierta
Y no digas nada
Y no digas nada
Sobre los dos o sobre el tiempo
No, no tendrás ni un pensamiento
Mientras cierro la puerta
No te sentirás como muerta
No pensarás por qué me voy
Porque los extraños nunca se dicen adiós
Caminaré por el pasillo
Por la ciudad, por el andén
Y fumaré un cigarrillo
Una vez sentado en el tren
Ni siquiera recordaré tu voz
Ni se me partirá el corazón
No pensaré por qué me voy
Porque dos extraños nunca se dicen adiós
Y será ya vieja la tarde
Y vos recién te vas a levantar
Y a recomenzar
Tu vida de siempre una vez más
Y tal vez hasta llames a tu hombre
Pero nunca te equivocarás de nombre
Tal vez hasta llames a tu hombre
Sólo para escuchar su voz
Sólo para recordar quién sos
Y nunca sabrás adónde estoy
Ni si alguna vez sueño con tu amor
Porque los extraños nunca se dicen adiós

4. En algún lugar de Marte

Cada vez que miro tus ojos
Siento que el tiempo de mi soledad se va
Y no vuelve más
No vuelve más
Tanto tiempo estuve solo
Jugando a ser lobo por mi propio interior
Y ahora cada vez que miro tus ojos
Siento que el tiempo de mi soledad se va
Y no vuelve más
Quisiera partir con vos
En un viaje interminable
Sin salir nunca de tu calle
Quisiera partir con vos
Hacia ninguna parte
Hacia Venus o hacia Marte
Hoy el solitario sonríe
Y hay quince mujeres que lloran porque él se va
Y no vuelve más
No vuelve más
A buscar refugio en sus camas
A dejarse arder en las llamas de su crueldad
Su propia crueldad
Que no vuelve más
Quisiera partir con vos
En un viaje interminable
Sin salir nunca de tu calle
Quisiera partir con vos
Hacia ninguna parte
Hacia Venus o hacia Marte
Quisiera vivir con vos
Para amarte y respetarte
En algún lugar de Marte

5. ¿Creés en los milagros?

¿Creés que esta vez la vida nos dejará escapar al infierno
de los días siempre repetidos
y de las horas siempre perdidas?
¿Creés que esta vez el mundo será capaz de perdonarnos
la tragedia de ser siempre extraños
y de nunca estar seguros
Si es que estamos vivos o estamos muertos
O estamos sólo esperando?
¿Creés que esta vez el Cielo nos dejará echarle un vistazo
a sus delicias siempre prometidas
a la dorada espuma de sus días?
¿Creés que esta vez por fin el viaje va a comenzar
y dejaremos de pedirle piedad
a las horas que pasan y nos dejan atrás?
¿Creés en el destino?
¿Creés en el destino?
¿O sólo en el desatino (de si es que)
Estamos vivos o estamos muertos
O estamos sólo esperando
Algo que ni siquiera nos atrevemos a confesar? (y si es que)
¿Estamos locos o estamos cuerdos
por seguir aquí esperando?
¿O si es que estamos dormidos o estamos despiertos
o qué está pasando?
¿Estamos vivos o estamos muertos?
¿Estamos locos o estamos cuerdos?
¿Estamos dormidos o estamos despiertos?
¿Estamos vivos o estamos muertos?
¿Estamos buscando o estamos huyendo?
¿Con los ojos cerrados o los ojos abiertos?
¿Estamos vivos o estamos muertos?
¿Estamos locos o estamos cuerdos?
¿Estamos avanzando o estamos cayendo?
¿Vamos hacia el desierto o hacia el desierto?
¿Estamos vivos o estamos muertos?
¿Estamos locos o estamos cuerdos?
¿Somos amantes o somos extraños
o sólo los esclavos de nuestros desengaños?
No sé si hace meses, no sé si hace años
O si toda nuestra vida hemos estado escapando
Y ahora ¿estamos perdidos
o encontrados?
¿Creés en los milagros?
¿Creés en los milagros?
¿O sólo en desesperarnos?

6. De maravillas perdidas

Bordeando las tierras de la infancia
Llegarás a un pasadizo
Donde tu corazón se hará cristal
Tu alma se hará granizo
Corriendo tras fragmentos de sueños
Irás por la madrugada
Y has de perder toda tu vida
Luchando invisibles cruzadas
Tenés el derecho a desesperarte
Pero no el de esperar nada
Tenés derecho al silencio
O a hacer de la Muerte tu abogada
Bordeando las tierras de la muerte
Llegarás hasta un pantano
Pero no mirés alrededor
O perderás tu don sagrado
Cruzarás el agua y el fuego
Con un nombre entre los labios
Pero al llegar a tu destino
Ya no sabrás el significado
Y por un hechizo has de perderte
Entre tus obsesiones favoritas
Como si la vida no fuese
Más que un parque de maravillas perdidas
Tenés el derecho a desesperarte
Pero no el de esperar nada
Tenés derecho al silencio
O a hacer una última llamada
Para que alguien venga a sacarte
Del infierno que construiste
O tal vez fuera un paraíso
Ya no sabés ni lo que hiciste

7. Demasiado frágil para este mundo

Tengo algo que decirte
Yo no soy el que vos creés
Soy una persona extraña
Y hago cosas raras
Cuando vos no me ves
Pero no estoy loco
Sólo soy demasiado frágil para este mundo
Tengo algo que decirte
Tuve un sueño incomprensible
Y lo único que recuerdo
Ahora que estoy despierto
Es que vos estabas junto a mí
Por favor no me lastimes
Que soy demasiado frágil para este mundo
Tengo algo que decirte
Y espero que lo puedas entender
Voy por la vida como un fantasma
Huyendo de otros fantasmas
Y esperando renacer
No tengas miedo, no te haré daño
Sé que vos también sos
Demasiado frágil para este mundo
Y si vos cuidás de mí
Yo cuidaré de ti

8. Soy supersticioso

Una vez una vieja gitana me dijo:
“Cuidate de los viajes en barco
Y de los juegos de azar
De la gente envidiosa
Y de los perros marrones
De las mujeres que abren los ojos al besar”
¿Cómo iba yo a saber que ella tenía razón?
Yo no creía en los hechizos
Apenas creía en el amor
Hasta el día en que llegaste vos
Y ahora soy supersticioso
Soy supersticioso
Cada instante estoy viendo una señal
Soy supersticioso
Ya no creo ni en mis ojos
Y uso cábalas hasta para respirar
Vos me dijiste alguna vez
Que había un viejo maleficio
Que nunca podrías quebrar
Y eso era lo que te acercaba
Y al mismo tiempo te alejaba
Un misterio que yo debía descifrar
Y ahora tengo claro que nunca podré entender
Si es que rompimos un espejo
O nos dejamos convencer
De que sufríamos para nuestro bien
Y ahora soy supersticioso
Soy supersticioso
Siento que vivo en un mundo de cristal
Soy supersticioso
Tengo miedo del destrozo
Que tu rostro en mí puede provocar
Soy supersticioso
Soy supersticioso
Creo en un fuego que nunca se apagará
Porque conozco un viejo hechizo
Que hizo de mí cuanto quiso
Y hoy me lleva hasta tu puerta una vez más

9. Jukebox (De cómo el que se hace demasiado la película termina haciendo de extra hasta en sus propios sueños)

Vivimos en una película
que siempre vuelve a empezar
Tenemos papeles secundarios
pero a veces nos dan el papel principal
Y el decorado va cambiando
pero yo no te quiero engañar
Vivimos en una película
que siempre vuelve a empezar
Caminamos por una ruta
que no termina jamás
Y la Tierra Prometida
siempre queda un poquito más allá
Y no te asustes si las complicaciones
nunca tienen final
Es que caminamos por una ruta
que no termina jamás
Nuestra vida es una travesía
por habitaciones extrañas
Y es hora que te cuente qué es lo que yo llevo
acá clavado en mis entrañas
Yo he purgado mi condena
a la más grande soledad
Y ahora estoy saliendo de mi cabeza
para triunfar
Traté de volverme un guerrero cuando supe
que nunca podría ser un hombre
Y estuve en muchas batallas
pero no sabría decirte dónde
Y por las noches la tormenta
siempre me susurraba tu nombre
Traté de volverme un guerrero
y ahora sólo quiero volver a ser un hombre
Y cuando algo termina
siempre vuelve a empezar

 

Grabado en estudios Panda, 2000-2001
Producido por Mariano Esaín
Masterizado en Mr. Master por Eduardo Bergallo

Músicos participantes:

Pablo Krantz (guitarra y voz),
Florencia Lestani (bajo),
Fernando Ricciardi (batería),
Mariano Esaín (guitarra, órgano, sintetizador, piano, bajo distorsionado & coros),
Juan Carlos Marioni (guitarra),
Pat Coria (bajo & coros),
Silvio Ottolini (batería),
Pablo Heredia (piano, guitarra, órgano y marimba),
Pablo Varela (percusión),
Rudy Martínez (sintetizador & batería electrónica ),
Gustavo Antuña (guitarra),
Martín Iannaccone (violoncello),
Juan Martín Bianuchi (órgano y marimba),
Virginia Cheli (coros),
Diego Vila (bajo & coros),
Marcelo Baraj (batería),
Ricardo Lestanguet (trompeta) ,
Paloma Sneh (saxo).